El equipo está soñando con más usos y nuevas versiones para crear un mundo más sostenible.
Somos conscientes de la problemática medioambiental que supone el abuso y mal uso de materiales que no se degradan o que es muy difícil de reciclar.
AMRAP CF utilizamos un proceso de teñido amigable con el medio ambiente llamado #ColorDry que trabaja sin agua, y no utiliza productos químicos añadidos.
Trabajamos con el reciclado de textiles y el #upcycling, normalmente aprovechamos los materiales u objetos que irían a parar al cesto de reciclaje, pero gracias a este nuevo recurso se convierte en algo nuevo con una nueva funcionalidad. De modo tal que alargamos la vida de los materiales y frenamos el consumo innecesario. 

Como habrás notado en las compras, en las fotografías de siempre. No usamos planchas. Nuestras etiquetas de cuidados de las prendas, tiene el ícono de NO PLANCHAR
NO planchamos la ropa, ya que plancharla produce una cantidad de electricidad y de calor que al sumarse en todo el mundo, la proporción es sobresaliente, lo que afecta al planeta. 

En cuánto al packaging de la marca.
Estamos estudiando diferentes factores. Más que el material es la forma como lo utilizamos. Si cada bolsa de plástico se usase cientos de veces, no causarían ningún problema. Nosotros no las hacemos personalizar, porque las tintas no son sustentables en el plástico, hasta ahora, las fábricas que lo realizan utilizan muchos químicos que no son compatibles con nuestra filosofía de cuidar a nuestra tierra. Hacemos que cada una de las bolsas se gane todos los recursos que se han utilizado para su producción y toda la contaminación que han producido. Solamente se entregan bolsas de plástico para el envío e-commerce, que se puedan re-utilizar. Y de papel o tela, según a criterio del cliente. Seguro que tenemos tantas bolsas en casa, de tela, papel o plástico para no tener la necesidad de pedir una más o demás, en el resto de nuestras vidas. Y, si te hiciera falta siempre te queda la opción de hacerla con una remera que no les des uso. 
No usamos papales, ni precintos de plásticos, en ninguna de las prendas que desarrollamos.